Juego de tronos

El fenómeno de una serie de culto como Juego de tronos muestra hasta qué punto el diagnóstico moral de la humanidad que hace la Biblia es más comprensible para muchas personas que los relatos inspiradores de valores de superación moral que parecen fascinar a tantos Cristianos. El mundo oscuro que describe la saga épica escrita por George R.R. Martin, primero en la literatura y ahora en televisión, es objeto de rechazo por la mayor parte de los creyentes.

Sigue leyendo